Publicidad

lunes, 9 de febrero de 2015

La Vuelta de 1979. La primera de Unipublic

Unipublic se había fundado en 1975 con el objeto de organizar y comercializar acontecimientos deportivos (hoy diríamos eventos). Cuando en 1979 los socios de Unipublic se encuentran con la posibilidad de comercializar La Vuelta y de participar en la organización de la misma deciden afrontar el reto. Un reto bastante complicado: prácticamente sin financiación externa, tan sólo dos meses para prepararlo todo y TVE dando únicamente los resúmenes de etapa. Los principales socios tuvieron que hipotecar sus viviendas para poder llevar a cabo su apuesta.
Luis Puig, presidente de la Federación Española de Ciclismo, había constituido de urgencia el Comité Organizador de Manifestaciones Ciclistas con el objeto de afrontar la organización de La Vuelta. También contaba con el patrocinio de la marca Lois de la empresa valenciana Sáez Merino. Lois fue el Gran Premio durante las ediciones de 1979 y 1980. Con estos ingredientes y mucho entusiasmo, Unipublic y la Federación afrontaron la puesta en marcha de La Vuelta de 1979.
Con sus vehículos propios, salvo tres Ford Fiesta cedidos por Ford, dos torres de cronometraje, una pancarta de meta, un podium, cuarenta y seis vallas de 2,44 x 0,80 m y poco más, según dijo en algún momento Felipe Sainz de Trápaga (socio de Unipublic), se llevó a cabo la organización y montaje de esa edición de La Vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario